Meditando en la fila…

…de la cita para el pasaporte, con tres periodos de espera medianamente largos: 1 de 15 mins en la fila 1 de 20 mins esperando turno 1 de 25 mins para la entrega de mi pasaporte Tres buenas oportunidades para meditar, pero solo usé las 2 primeras, en la tercera decidí dibujar. Como meditar en la fila del pasaporte o …

5 tips para vivir una oficina más feliz.

Insisto mucho en que el Dharma se vive día, día en nuestro entorno habitual y para hacer eso necesito ver todo con ojos de compasión y bondad o benevolencia (kindness en inglés) y para eso se necesita práctica, una menta clara, cojones y mucha ecuanimidad también. Eso suena bien ¿Pero cómo lo hago en mi vida diaria? Tomemos como ejemplo …

Dharma y oficina 1.0

Para practicar Dharma o entrenar nuestra mente, discurso y acciones no necesitamos vivir en un monasterio,alejarnos de la vida diaria y mucho menos pensar que está fuera de nuestro trabajo diario…aunque que para ser honesto, a mí a veces me cuesta trabajo entender que la oficina es un GRAN lugar para mi práctica de Dharma. Me explico: Estar encerrado no …

Conferencia sobre meditación práctica…y sin rodeos.

Platicar de meditación práctica y sin rodeos siempre me entusiasma, no porque esté en contra de los ritos o formas, sino porque sé  que no a todos funcionan y que la vida moderna a veces nos complica el poder llegar a nuestro lugar de meditación o poner incienzo o música relajante, es en esos momentos cuando conocer la esencia «cruda» …

Mi mañana bajo la Ley de Murphy.

Llego al banco…no hay sistema para recibir pago de impuestos… …Me retraso tanto que pierdo mi cita para renovar mi pasaporte… …Pido cita nueva.. …Me la dan hasta 15 días después… …Me dirijo al trabajo… …Y me paso 1 hora atorado en el tráfico… …Paciente… …Y Sonriente comprendo que todo cambia, nada permanece, el tráfico no será para siempre, mi …

¿Qué es lo que estoy haciendo?

Hace tres años entré a trabajar en una oficina y desde los primeros días noté algo muy particular en los baños. Estaba yo en lo mío cuando escuché que entró alguien, me sorprendió mucho porque parecía ser una persona muy atareada, incluso enojada, es más, casi iracunda. Escuché como sacaba el jabón del dispensador a base de rápidos golpes, aplastaba …